sábado, 14 de octubre de 2017

El jardín de Sonoko reseña


SINOPSIS:
Kaoru, un vendedor de zapatos de Kioto, se sirve de la maniática regularidad con que rige su vida como escudo protector frente al mundo, pero sobre todo frente a sus propios recuerdos, los que le llevaron a pasar cinco años aislado en una habitación.
Y todo funciona según lo previsto hasta que su compañera de trabajo, Sonoko, inesperadamente le invita a salir. A la mañana siguiente, y por primera vez en tres años, Kaoru, olvidará tomar dos de sus cinco tazas de té, levísimo primer síntoma de un imparable efecto mariposa que le obligará a desenroscarse de forma traumática para ir en busca de su destino, ese invisible hilo rojo que como reza la leyenda, conecta a aquellos que están destinados a encontrarse, sin importar tiempo, lugar o circunstancias.

MI OPINIÓN:
No se muy bien por donde voy a empezar con este libro, hace unas horas que lo he terminado y sigo un poco soprendida aún. 
Me gustaron varias cosas a primera vista, empezando por esa portada tan bonita pero simple,  siguiendo por esa ambientación en Japón y continuando por la leyenda del hilo rojo. La verdad es que creí que era una buena combinación pero difícil de realizar. Así que bueno, tenía que leer esta historia porque pintaba bien.
Al principio de la historia nos encontramos con Kaoru, un hombre que se ha creado una rutina que sigue a pies juntillas para evitar cualquier sorpresa o incidente y que nos detalla cómo es su vida diaria. Cosa que cambiará cuando Sonoko, su compañera de trabajo, lo invite a salir. Kaoru irá viendo cómo su rutina se desmorona y con ello el escudo protector que había creado para el mundo que lo rodea.
Lo primero que quiero destacar es que NO es una historia de amor como las que estamos acostumbrados a ver en novelas románticas. Cosa que si alguno de vosotros lo lee podrá ir viendo la evolución y lo inesperado de algunas situaciones.
Lo segundo es la evolución de Kaoru a lo largo de la novela. Me explico, al principio de la novela Kaoru es una persona que vive y funciona por pura inercia, que no cuestiona nada y que se conforma con su rutina. Pero finalmente, termina cogiendo las riendas de su vida, tomando decisiones un tanto inesperadas para mí y plantando cara a lo que sea que venga.
Una de las cosas que más me ha sorprendido en la historia son los giros argumentales que hay, que me dejaron un tanto desconcertada y cómo se va complicando la historia según va avanzando el libro.
Lo último a destacar que me queda son las descripciones. Para mí, hay muchas descripciones y a veces bastante largas. He echado un poco en falta más diálogo y menos descripciones, o quizás el mismo diálogo pero descripciones algo más cortas. Aún así, están bien y te dan una idea bastante completa y certera de todo.
En líneas generales el libro está bastante bien, destacando su ambientación y sus personajes. Es una historia curiosa que mezcla música, amor y arte. Y que recomiendo a aquellos que están buscando algo nuevo, fuera de lo habitual para leer con tranquilidad.

domingo, 8 de octubre de 2017

La razón de estar contigo

SINOPSIS:
Reconfortante, profunda y repleta de momentos de felicidad y risas, La razón de estar contigo no es tan solo la historia emotiva de las múltiples vidas de un perro, es también la narración de las relaciones de los humanos vistas desde los ojos de un perro y de los inquebrantables nexos que existen entre el hombre y su mejor amigo.

Esta conmovedora historia nos enseñará que el amor nunca muere, que nuestros verdaderos amigos estarán siempre a nuestro lado y que cada criatura en la Tierra ha nacido con algún propósito.


MI OPINIÓN:
No se muy bien cómo empezar esta reseña, tengo tantos sentimientos encontrados y tanto que decir, que probablemente acabe olvidando lo más importante. Pero bueno, creo que va siendo hora de empezar.

Esta novela está narrada por un cachorro que nos cuenta un poco al principio cómo consigue distinguir las cosas y los comportamientos de sus hermanos y su madre. 
Podría decirse que la historia arranca con Bailey, un cachorro de Golden Retriver si mal no recuerdo que tras encontrar una familia que le quisiera una calurosa mañana de verano conoce a Ethan. Ethan, es un niño que se encariña muy rápido con el cachorro y promete a su madre hacerse cargo de él.

Durante la novela, Bailey nos muestra su vida con Ethan y la fuerte relación que se crea entre ellos, qué pasa mientras que el niño está en el colegio, nos habla de los dueños de otros perros, de los amigos de Ethan... 
Hasta que finalmente Bailey descubre que no morirá, que simplemente se irá reencarnando hasta lograr su cometido en otros perros ,llegando a ser un perro policía o vagabundo entre ellos. Sí señores, abandonan al animalito con el coraje que eso me da eh.

Algunos pensarán que la historia no es gran cosa, al fin y al cabo solo es la historia de un perro y su dueño. ¿Conocéis la historia de Hachiko? Esa película donde el dueño del perro se muere, pero Hachiko sigue esperando a su dueño en la parada del tren, cada día, hasta morir de viejo.Pues esta historia es igual o más de lacrimógena. Aquí se refleja de verdad hasta dónde llega esa relación de una persona con su perro,la lealtad, fidelidad y la cantidad de cariño que hay. Increíble.

Creo que al tener varios perros, este libro me ha afectado más a nivel emocional por las situaciones tan cercanas y esa atmósfera familiar que acabé llorando varias veces. Sin duda, esta es una historia muy tierna, emotiva y delicada. Puede incluso que llegue a romperte un poco el corazón pero que vale la pena leer hasta su mismísmo final.

Termino esta reseña igual que cuando la empecé, sin saber muy bien cómo definirla. Pero teniendo muy claro que los animales se merecen todo el cariño y los mimos que podamos darles y más.

En resumen, un libro que te engancha y te emocionará casi a partes iguales, que sin duda recomendaría a los amantes de los perros☺

viernes, 29 de septiembre de 2017

Nunca digas siempre



SINOPSIS:
Ella aprendió que el silencio era su mejor arma. 
Él juró que siempre la protegería. 
Ambos comparten un terrible pasado, que los llevó a forjar un vínculo indestructible. O eso creían ellos. Porque sus caminos se separaron abruptamente hace cuatro años. 
Mallory y Rider llevan todo ese tiempo tratando de superar las terribles experiencias vividas en un hogar de acogida. Intentando construir un futuro. Tratando de olvidar. Pero ahora, justo cuando creían estar dejando el pasado atrás, Mallory y Rider acaban de reencontrarse en el instituto y descubren que el intenso vínculo de infancia sigue ahí… al igual que la heridas. Enfrentados a la fuerza de sus sentimientos, Mallory y Rider deben decidir si seguir aferrados a las mismas armas que les ayudaron en el pasado o arriesgarse a construir algo nuevo en un futuro incierto. 


MI OPINIÓN:
Como ya sabrán algunos, Jennifer L.Armentrout es una de mis escritoras favoritas, así que tenía que traer también la reseña de este libro, aunque esta vez la experiencia haya sido un poco rara.

La historia comienza con el duro pasado de Mallory y Rider, siendo maltratados de pequeños por sus padres de acogida y a posteriori, siendo separados en distintas casas de acogida. Años más tarde, se vuelven a encontrar y se dan cuenta de que siguen manteniendo el vínculo que les unía desde pequeños.

Rider desea mantener cerca a Mallory a toda costa, mientras se culpa de no haber podido protegerla en el pasado. Sintiéndose mal y deseando poder olvidar todo aquello. Para mí era como si quisiera compensar todo el daño que le hicieron, pero en el presente. No se si me explico. Además, Paige, la novia de Rider se dedica a empeorar la situación.
Mientras Mallory se dedica a ser el caos y la confusión en persona. Mientras ella se culpa de que le hicieran daño a Rider por su culpa, por decepcionar a sus padres adoptivos, mientras mantiene un constante tira y afloja con ella misma.

El final del libro para mí, ha quedado como si todo fuera muy fácil. Después de la historia que ha conseguido entrelazar de esa forma pasado y futuro, junto al desarrollo de la historia... El final ha sido raro, casi metido con calzador.

En resumen, el libro tiene una historia dura contada de forma ágil y ligera. Es entretenido y consigue que te metas en la historia. Aún así, los personajes no me han terminado de convencer, pero es una buena historia a la que dar una oportunidad.